Bessac y Solsif Maroc realizan un emisario submarino para la depuración de las aguas residuales de Salé

La ciudad de Salé necesitaba construir un sistema de depuración de aguas residuales acorde con su desarrollo. Como parte de este proyecto, nuestras filiales Bessac y Solsif Maroc construyeron un pozo de carga y un túnel parte del emisario submarino.

13.01.2020

Este otoño, y tras dos años de trabajo, los equipos de Bessac y Solsif Maroc, dos filiales de Soletanche Bachy, concluyeron las obras de la descarga marina de Salé (Marruecos). Echemos una mirada a un gran proyecto que permitirá brindar una respuesta a una gran necesidad de la ciudad: mejorar el manejo de sus aguas residuales.

Salé, ubicada a proximidad de la capital, Rabat, vive un crecimiento demográfico. Actualmente, es la segunda ciudad más populosa de Marruecos. En 2017, las autoridades lanzaron un proyecto para la construcción de un nuevo sistema de depuración de aguas.

Un consorcio de 5 empresas, integrado, entre otras, por Bessac y Solsif Maroc, se adjudicó la ejecución de una obra clave de este sistema: un emisario submarino de 1.90 m de diámetro interno y 2,150 m de largo en dos secciones (una de 800 m que consiste en un túnel y, la otra, de 1,350 m que consiste en una tubería de polietileno de alta densidad (PAD) apoyada en el fondo marino y terminada con difusores). Se trata del tercer emisario que este mismo consorcio de empresas construye en Marruecos, después de los de Rabat (2009) y Sidi Bernoussi Casablanca (2014).

Con este fin, nuestras filiales trabajaron juntas en la construcción de un pozo de carga junto al mar y de un túnel, por un monto de unos 11 millones de euros. Esta operación se llevó a cabo en tres etapas principales:

  • El pozo de inicio del túnel de descarga, que también constituye el pozo de carga hidráulica de la estructura en servicio con un diámetro interno de 10.6 m y una profundidad de 35 m. La losa de fondo se ubica a 10 metros bajo el nivel del mar. El muro perimetral se llevó a cabo en muro pantalla de 800 mm de espesor y 44 metros de profundidad, excavado con almeja pesada y trépano en terrenos de calcarenita.
  • El túnel, realizado con un una microtuneladora de presión de lodos a una distancia de 800 m 18 m bajo el nivel del mar, con una cobertura mínima de 1.5 m. Se instalaron tubos de hormigón prefabricados por Sogea Maroc (2,550 mm de diámetro exterior, 1,900 mm en el interior, 3,000 mm de largo) hincados a medida que la microtuneladora ‘’L’Mrissa’’ avanzaba.
  • Obras de ingeniería civil de acabado incluyendo:
    • Un tobogán helicoidal de concreto, de 1 m de ancho, anclado al muro pantalla y protegido por un revestimiento resistente a la abrasión, que acompaña el flujo de aguas residuales depuradas que llegan desde la estación de depuración al pozo, así como a su galería subterránea de conexión de 10 m de largo,
    • La losa para cubrir el pozo,
    • La instalación de un sistema de desodorización por carbón activo.

¡Felicitaciones a los equipos!

puits, tunnel, microtunnelier, génie civil